Translate

martes, 4 de julio de 2017

Memoria llena en el teléfono

"Memoria llena en el teléfono" o "mi móvil se bloquea" o "espacio de almacenamiento insuficiente". Es probable que alguna de estas búsquedas te haya traído a este artículo, y quizás te estés planteando cambiar de móvil porque ya no te deja actualizar aplicaciones, no te caben más fotos o algún otro problema que tengas. Y te indigna que el dispositivo te esté soltando cada dos por tres que no tiene memoria suficiente cuando sabes perfectamente que tienes una tarjeta de memoria instalada y que apenas utilizas.

¿Cómo es posible que te hayas quedado sin memoria si tienes una tarjeta con un chorro de gigas prácticamente vacía? No importa el nivel tecnológico que tengas, te garantizo que vas a entender perfectamente cuál es el problema y cuáles son sus posibles soluciones.

La respuesta es bien sencilla. Tu móvil tiene dos tipos de memorias: la interna y la externa. Cuando lo compras, casi siempre sólo trae la memoria interna, que es el espacio de almacenamiento interno que tiene el móvil. La externa consiste en una tarjeta de memoria (no confundir con la SIM) llamada MicroSD, que se compra aparte y se inserta en una ranura especial que tiene el móvil. Es posible que no la hayas comprado y tu móvil sólo tenga memoria interna 

La memoria externa es mucho más barata que la memoria interna. De esa manera, por unos 22 € de diferencia (a la fecha de publicación de este artículo) podemos comprar una tarjeta de memoria de 64 GB (gigas) en vez de una tarjeta de 8 GB. Sin embargo, en el caso de la memoria interna del móvil, las diferencias de precios son abismales, haciendo que un móvil con 8 GB de memoria interna ronde los 100 €, mientras que uno de 64 GB pueda alcanzar perfectamente los 500 €.

PUES BIEN

Whatsapp almacena todas las fotos, vídeos y audios que recibimos o enviamos en la memoria interna del teléfono (la más cara) y es imposible almacenarlos en la memoria externa del móvil, salvo por un procedimiento muy complicado y al alcance de usuarios muy avanzados. Cuando el móvil se llena de vídeos, fotos y audios y empiezan los problemas de falta de memoria (lo que seguramente te haya pasado a ti) no te quedan más opciones que empezar a borrar archivos, no sin antes pasarlos al ordenador para conservar aquellos que te interesen, lo que supone un proceso largo y tedioso.

A los dueños de whatsapp no les habría costado nada permitir la opción de guardar todo el contenido que nos envían directamente en la tarjeta de memoria externa, permitiendo liberar a la memoria interna del teléfono un montón de espacio y haciendo que nuestros teléfonos funcionen sin problemas durante más tiempo. ¿Por qué no lo han hecho en todos estos años si es tan sencillo?

Ahora juntemos la anterior pregunta con la siguiente: ¿De qué vive whatsapp? He estado buscando información al respecto y desde luego no está nada claro. Algunos apuntan a que vive de inversiones de otras empresas que ganan dinero cuando whatsapp se vende (al aumentar su valor). Otros dicen que van a incluir ciertas opciones de pago para empresas. Lo primero no me lo creo y lo segundo está por ver. El caso es que ¿de qué viven? y ¿por qué no han habilitado la opción de guardar sus archivos en una tarjeta externa si es tan sencillo y además eso les permitiría a sus usuarios disfrutar del teléfono durante más tiempo?

MI TEORÍA

Si habéis sido unos chicos malos y habéis llegado hasta aquí leyendo (dudo más de lo segundo), probablemente hayáis llegado a la misma conclusión que yo: a whatsapp lo untan muy bien un consorcio de fabricantes de móviles para que no actualice la aplicación y no permita que se guarden archivos en la memoria externa.

De esta manera los móviles se bloquean o van peor en menos tiempo, y la solución que muchos clientes adoptarán será cambiar de móvil, ya que da igual que le instales una memoria externa. Pero no son estas empresas las únicas responsables, ya que ellos cuentan con nuestra mala costumbre de enviar todo tipo de chorradas vía Whatsapp a nuestros contactos, así que los propios usuarios son también cómplices en esta megaconspiración para hacer nuestros móviles obsoletos o inservibles en un plazo más corto de tiempo del que debería de ser si le diéramos un buen uso a whatsapp.

POSIBLES SOLUCIONES

Una de las posibles soluciones es el uso de las redes sociales para compartir contenido chorra. Ese vídeo, esa foto que nos ha hecho tanta gracia... podemos publicarla en Facebook, Instagram, Google Plus, Twitter o Tumblr. Y nuestros allegados podrán partirse el culo (o pensar "menuda chorrada") viéndola sin el menor menoscabo a la memoria de nuestro teléfono. Algunos opinarán que ellos no son de redes sociales, pero no caen en la cuenta de que pueden crearse un perfil con datos falsos y usarlo exclusivamente para subir este tipo de chorradas y compartirlas con sus amigos y familiares, con lo que los posibles riesgos de privacidad prácticamente desaparecen.

Otra de las posibles soluciones es cambiarse a Telegram. Telegram es el competidor de Whatsap y, directamente y sin medias tintas, es mejor. Y una de las características que lo hace mejor que Whatsapp (para mí la más importante) es que no almacena las fotos en nuestra memoria interna, sino en una memoria "en la nube". ¡No! No dejes de leer, que es muy fácil de entender. Las fotos y vídeos se quedan en Internet, no se descargan a nuestro teléfono a menos que tú manualmente lo hagas, seleccionando la foto o vídeo que sea y pulsando en "guardar en mi teléfono". De esta manera, no importa la cantidad de chorradas que nos manden por Telegram, la memoria interna de nuestro teléfono seguirá siendo prácticamente la misma y podremos ver las fotos y vídeos igual que lo hacemos en Whatsapp (salvo que estos no aparecerán en la galería, sino solo en el chat). El problema es que Telegram no lo tiene tanta gente como Whatsap, pero muchas veces solo basta con convencer a los miembros de ese grupo en el que estás y no dejan de enviar tonterías para cambiaros a Telegram (al menos el grupo) y poder seguir haciendo lo mismo sin cargarse nuestro móvil.

Luego te quedan las opciones de siempre: borrar archivos cada dos por tres o comprarte un teléfono nuevo. Como siempre es cada uno el que tiene que decidir qué opción le interesa más.

sábado, 24 de junio de 2017

¿Orquesta Sinfónica de Triana o Arqueta Sifónica de Triana?


Siempre defiendo lo mío. Y, como buen trianero, me sorprendí gratamente al enterarme hace poco de la existencia de la Orquesta Sinfónica de Triana. La sorpresa fue aún más gratificante cuando el descubrimiento iba asociado a un concierto que iban a dar centrado en bandas sonoras del cine de siempre, con una parte mayoritaria dedicada a la famosa saga de La Guerra de las Galaxias (Star Wars). "Pa qué má" pensé. Yo, que mi cuadragésimo cumpleaños lo celebré disfrazado de Jedi, que soy un cinéfilo empedernido y un friki de la galáctica saga, además de un acérrimo melómano que ha estado asistiendo a conciertos de música clásica desde hace casi 30 años. Era un acontecimiento que no podía perderme: la sinfónica de mi Barrio tocando Star Wars. La emoción me embargaba sólo de imaginarlo, y no dudé ni un momento en comprar las entradas más caras para asistir a tan magnífico evento. ¿22 € más 2,10 de gastos de gestión por cada entrada? No se hable más, ahí estaban mis 48,20 y el día D a la hora H, las posaderas mías y las de mi mujer estaban en primera fila.

Sorprendentemente no avisaron de ninguna prohibición de grabar con los móviles, ni tampoco en las entradas o el programa de mano decían nada al respecto, ningún cartel... nada. Así que saqué mi teléfono y me dispuse a grabar el momento para tener un grato recuerdo de aquel histórico momento.

La emoción me paralizaba la respiración. Entonces sucedió esto (atención a los segundos 0:08, 0:13 y 0:16):


¿Cómo? ¿Qué estaba sucediendo? Estaba en el primer concierto al que iba de la Sinfónica de Triana escuchando uno de mis temas favoritos de todas las bandas sonoras, nada podía salir mal... y no salió mal, no... salió MUY MAL. La decepción y desolación iniciales dieron paso a una creciente indignación y el consiguiente enfado. ¿Qué clase de engaño era éste? ¿Acaso una orquesta podía manchar de esa manera el nombre de Triana y, además, cargarse por completo la excelsa partitura del genial maestro John Williams?

Invito al lector a que repita la reproducción para apreciar en toda su magnificencia las meteduras de pata de alguno de los músicos que destroza por completo el profesional trabajo del resto de los componentes de la Orquesta, pero que echa por tierra la labor de la dirección musical que, en definitiva, es el último responsable de tan sonoro naufragio. Eso sí, no repita muchas veces el vídeo no le vayan a sangra los oídos.

Dicho esto, aclarar también lo siguiente. El resto del concierto, salvo 2 ó 3 fallos más que yo recuerde, fue aceptable. Sin ser músico me atrevo a decir que los fallos son achacables, además de al director de orquesta por consentir esto, a uno o, como mucho, dos componentes de la orquesta, especialmente en la parte de los vientos, siendo el resto, en mi humilde parecer, excelentes profesionales, con alguno de ellos destacando, como el primer violín en la interpretación del tema principal de la banda sonora de La Lista de Schindler.

La puntilla ya fueron los 4 euros que cobraban por la cerveza en vaso de sidra (de plástico y no llegaba ni a medio litro).

Aunque la mayor parte del tiempo del concierto no se equivocaron, un fallo como éste, o como el de la trompa en el solo del tema de la Princesa Leia (hasta algunos músicos de la orquesta se rieron), dejan como muy excesivo el precio que cobraron por las entradas.

No tenía intención de compartir esta crítica pero subí el vídeo a Youtube y no pasaron dos días antes de que me reclamaran derechos de autor diciendo que "se había grabado vídeo en directo infringiendo las leyes y normas del espacio". ¿Cómo se informaba al cliente de esas supuestas normas? Pues de ninguna manera. El auténtico motivo era impedir que se difundiera la pésima calidad del espectáculo que ofrece esta "Arqueta Sifónica de Triana" y dicha difusión perjudicara sus intereses económicos. Quité el vídeo, sin embargo, para evitar que Youtube me cerrara el canal teniendo en cuenta la política que habitualmente sigue la filial de Google en estos casos, pero ya sabéis que yo no me callo estas cosas nunca, y si me tocan las narices, más me rebelo.

En respuesta a esa reclamación de derechos de autor, yo, como consumidor, también reclamo mis derecho a disfrutar de un espectáculo de calidad por el que he pagado y, de no hacerlo, como ha sido el caso, a reclamar y denunciar públicamente aportando la correspondiente prueba para que el resto de los potenciales consumidores puedan informarse antes de picar el anzuelo. Estaré encantadísimo de retirar el vídeo cuando la Orquesta publique o me envíe algún vídeo en el que demuestren que saben interpretar correctamente, tanto el tema principal de Star Wars como el de la Princesa Leia. Qué pena que no grabara este último porque los fallos fueron aún más garrafales.

Firmado,
Un trianero estafado


viernes, 12 de mayo de 2017

Carta a nuestros mayores

A vosotros, nuestros mayores, todo mi agradecimiento. Nos habéis criado, educado, habéis trabajado muy duro durante toda la vida para que no nos faltara de nada, nos habéis acompañado y guiado en el camino desde la niñez a la madurez, a algunos afortunados incluso más allá. Nunca os lo podremos compensar lo suficiente.

Vuestra experiencia os ha otorgado la sabiduría de las cosas más cercanas de la vida: la familia, la amistad, la salud, el trabajo... el paso de los años os ha convertido en maestros de todo lo que compone nuestra vida cotidiana y los niños, los jóvenes y los no tan jóvenes tenemos mucho que seguir aprendiendo de vosotros. Sois uno de los mejores valores de nuestra sociedad y todos os debemos estar eternamente agradecidos.

Durante vuestra vida habéis visto muchas cosas, lo que os proporciona un punto de vista sólido y es lo que os ha ayudado a formar vuestra opinión sobre las cosas, tanto las más cercanas como las que nos afectan a todos.

Pero me vais a permitir que, con todo el cariño y el respeto del mundo, os diga que no lo sabéis todo. Muchos de vosotros os habéis sacrificado trabajando desde muy jóvenes para sacar vuestra familia adelante, lo que os honra infinitamente porque habéis pagado el precio de renunciar a una formación educativa esencial para entender cómo está organizada la sociedad y cómo hemos llegado hasta aquí. Y el pasado 20 de diciembre la sociedad a la que tanto habéis ayudado ha sido condenada a ahondar en el abismo otros cuatro años más.

Entiendo vuestro punto de vista. Siempre habéis votado al PP... o al PSOE, y ya no tenéis edad de cambiar a estas alturas. Pero el daño que le hacéis a España volviendo a votar a estos corruptos tendrá consecuencias nefastas durante muchas décadas, quizás siglos si tenemos en cuenta las políticas medioambientales de estos dos partidos.

El voto es un derecho de toda persona, pero ejercer ese derecho de manera responsable también es un deber. Nos habéis enseñado a valorar todas las circunstancias antes de tomar una decisión, a informarnos bien, a ser desconfiados de lo que nos dice uno y otro, a comparar, a contrastar... ¿por qué no lo hacéis vosotros cuando votáis? ¿por qué aceptáis como verdades absolutas lo que cuentan las televisiones, bien en manos del Gobierno o bien en manos de grupos mediáticos con oscuros intereses financieros?

Seguramente muchos confundáis vuestra sabiduría en las cosas cercanas con saber qué sucede en el mundo, pero ¿cuántos de vosotros sabríais decir en cuánto ha aumentado la deuda pública española en estos 4 años y cuánto debemos ahora? ¿cuántos de vosotros habéis visto cuál ha sido la evolución de la hucha de las pensiones en estos últimos años? ¿cuántos sabéis cómo se reparten los escaños en el Congreso o cómo se reparten las competencias las distintas administraciones? ¿cuántos de vosotros habéis leído esa Constitución que un día aprobasteis? ¿qué opinión os merece el TTIP, las políticas neoliberales, el aumento de la desigualdad, la dación en pago o la auditoría de las eléctricas? ¿cuántos de vosotros realizáis el seguimiento de lo que apoyan o rechazan en el Congreso los partidos a los que votáis? ¿cuántos lo entendéis? Es triste y revelador comprobar cómo el porcentaje de votos al PP y al PSOE crece a medida que sube la edad y baja el nivel formativo. ¿Qué conclusión sacáis al respecto? 

Se puede llegar a entender que hayáis estado haciendo lo mismo toda la vida y que, en cierta manera y a algunos más que otros, así os haya ido bien. Que mejor es un "virgencita, que me quede como estoy" que probar, a estas alturas de la vida, a votar a otros porque "total, si todos son iguales". Se entiende perfectamente que penséis "Al menos con éstos me llega la pensión, quién sabe con los otros". Pero lo que resulta evidente es que las cosas no dejan empeorar y, a este paso, es muy probable que la mayoría vea reducirse su pensión de aquí a pocos años ( ¿Realmente queremos seguir estando cuesta abajo? Y así hasta cuando, ¿hasta que os toque a vosotros recortaros las barbas? ¿o a alguno de vuestros hijos o nietos? Realmente es muy triste pensar que es preferible vivir en la ignorancia, con la esperanza de morirnos antes que nos llegue la miseria que han provocado los recortes, la corrupción y la pésima gestión de nuestros gobernantes a los que, en especial, vosotros habéis apoyado porque sin vosotros, no estarían donde están... ni habrían hecho lo que han hecho.

Por eso ya va siendo hora de dejar de echarle la culpa a los políticos de nuestros males, porque la responsabilidad de lo que hacen los que gobiernan recae en aquellos que les votan, y en especial, los que lo hacen repetidamente porque ya se sienten demasiado mayores para cambiar.

jueves, 2 de febrero de 2017

Cabify, o cómo saber el precio de un trayecto por adelantado (Cupon 6 € gratis DANIELL1380)

Cabify es un servicio de chófer privado que, a poco que los taxistas no se pongan las pilas, se va a comer el mercado del traslado urbano de personas. Se trata de una empresa que subcontrata el servicio de transporte en cada ciudad en la que está con conductores autónomos o empresas de conductores. 

Tú solicitas tu coche indicando, a través de una aplicación en el móvil, dónde te tiene que recoger y hacia a dónde vas, y la aplicación te dice el trayecto sobre un mapa, el precio que vas a pagar y el tiempo que va a tardar el coche en recogerte en el punto indicado. No sólo te dice el precio sino que además los precios son más económicos que los del taxi. Una vez te muestra esos datos, puedes confirmar la solicitud o desistir.


VENTAJAS DE CABIFY
  • Sabes el precio del viaje antes de solicitarlo. Para mí, aparte del precio, es la principal ventaja que tiene, porque me evito las desagradables situaciones en las que el taxista me ha metido por dónde más le ha interesado a él con el propósito de aumentar el precio de la carrera. Puede que sólo sea uno de cada cinco... o diez, pero la sensación de que te han timado suele eclipsar al resto de los servicios que contratas y transcurren sin ningún tipo de incidencia. 
  • Precio: es más barato, sin matices, aunque sólo ligeramente, en torno a un 10%, y eso teniendo en cuenta que al taxista no le haya dado por darte el "paseo turístico" para llegar a tu destino. Para los transfers de aeropuerto, el precio es menor que el de los taxis y además no te cobran por las maletas.

    ACTUALIZACIÓN 01/05/2017
    : Tras algunos meses de uso, he podido comprobar que algunos trayectos son más baratos en taxi. Tendrás que ser tú quien valore en cada ocasión si merece más contratar un cabify o coger un taxi, lo que más cuenta te traiga.

    ACTUALIZACIÓN 17/05/2017: El cálculo del coste del trayecto lo hace la aplicación de Cabify en función de la distancia que calcule el navegador Waze. ¿Qué quiere esto decir? Que no nos cobran por tiempo, por lo que es especialmente interesante en ciudades con tráfico denso o atascos. No vamos a ver el precio subir porque estemos en mitad de un atasco. Esto es espcialmente interesante ya que, si bien en condiciones de tráfico muy fluido, un mismo trayecto puede salir más caro en cabify, con tráfico denso, es muy probable que salga bastante más barato que ir en taxi. Nuevamente, tendrás que ser tú quien valore estos factores y tomes la decisión que más te interese.
  • Ves en todo momento por dónde vas: desde el momento que te subes a un cabify, puedes ver en su aplicación por dónde vas en el mapa, así como el tiempo estimado de llegada a tu destino. Esta opción también está disponible cuando pides el cabify y éste viene de camino: puedes consultar su posición, distancia y tiempo estimado de llegada al punto de recogida.
  • Coches de alta gama: Cabify tiene posibilidad de pedir coches "Lite" y coches "Premium". Los "lite" son ya de por sí bastante buenos, tremendamente cómodos, espaciosos y con un aspecto imponente. De los Premium no he visto ninguno en persona pero sé que incluso tienen algún Tesla en servicio, así que ya os podéis imaginar.
  • Trato de los conductores: Es un aspecto en el que ponen mucho esmero, los conductores son educados, te dan conversación. En general, el trato es bastante agradable. Puede que el hecho de que luego serán puntuados por ti a través de la aplicación del móvil tenga algo que ver. Éste es un ejemplo de que el poder del cliente se traduce siempre en un mejor servicio.
  • No manejas dinero: En la aplicación del móvil, metes un número de tarjeta de crédito, y es ahí donde te cargan el importe de cada viaje, por lo que al terminar, sólo tienes que despedirte del conductor y salir del coche. Cuando lo haces, te llega una notificación al móvil para que puntúes al conductor de 1 a 5 estrellas, y el cargo se efectúa en tu tarjeta.
  • Servicios extra: Desde el móvil cuando solicitas el servicio puedes activar diversos servicios, como el de que el conductor te abra la puerta al subirte o al bajarte, el aire acondicionado, si quieres música en la radio y qué emisora, etc. Incluso te ofrecen agua embotellada gratis como cortesía. No me parecen detalles importantes, pero ahí están.
  • Descuentos y promociones: de vez en cuando, Cabify activa descuentos y promociones para sus clientes. Además de ello, cuando te registras, puedes hacerlo a través de un código de promoción para que, de entrada, tengas 6 euros. Por ejemplo, puedes usar el código DANIELL1380  cuando te registras y automáticamente obtendrás 6 euros de saldo en tu cuenta de Cabify.

INCONVENIENTES DE CABIFY
  • Necesitas una aplicación en el móvil y conexión a Internet para solicitar el servicio. Si te quedas sin batería, adiós a Cabify.
  • Necesitas una tarjeta de crédito. No puedes pagar en metálico.
  • La aplicación, de momento, no permite seleccionar el punto de destino sobre el mapa, por lo que hay que escribir la dirección a la que quieres ir. Yo lo que hago es usar el servicio de posicionamiento al seleccionar el punto origen para averiguar la dirección de mi destino si no me la sé. Luego le doy atrás, selecciono (ahora ya sí) el punto de recogida y le introduzco la dirección que me facilitó antes. A ver si arreglan esto pronto.
  • El tiempo estimado de recogida no siempre es correcto. A veces, cuando vas a solicitar un cabify la pantalla te marca, por ejemplo, 8 minutos. Eso significa que el cabify tardará 8 minutos en llegar a recogerte a donde estés. Pero luego cuando lo solicitas, ese tiempo puede variar, y ser más corto o más largo (con frecuencia, más largo). De todas maneras, siempre puedes cancelar el trayecto cuando el cabify viene de camino, si el tiempo que va a tardar es demasiado o simplemente has cambiado de opinión.
  • Sólo disponible en algunas ciudades: A Coruña, Bilbao, Vitoria, Sevilla, Barcelona, Madrid, Málaga, Tenerife y Valencia, aunque presumiblemente la lista se irá ampliando en los meses venideros.
A pesar de estos inconvenientes, a mí Cabify de momento me convence como una alternativa seria a los clásicos taxis de toda la vida. Si te animas a probarlo, no olvides registrarte usando el siguiente código
DANIELL1380

Así te beneficiarás de 6 euros de saldo gratis para tu primer viaje. Al registrarte, tu cuenta también genera un código de invitación como el anterior, que puedes pasarle a tu familia y amistades para que se beneficien también de dicho código, a la vez que en tu cuenta de cabify recibes otros 6 euros de descuento.

martes, 23 de agosto de 2016

La cosa no tiene arreglo

Te levantas un día y te das cuenta de que la cosa no tiene arreglo. El sentimiento hay ido calando, poco a poco, entremetiéndose en tus pensamientos, torpe, lenta pero inexorablemente, porque los virajes de rumbo siempre son costosos y pesados, y más cuando uno ya empieza a pintar alguna cana entre los cuatro pelos que le van quedando y viene de posturas ideológicas asumidas como fortalezas inexpugnables. Pero la realidad golpea duramente las conciencias, y que uno sea fiel a sí mismo no implica que tenga que serle infiel a la realidad que percibe a través de sus sentidos y a la que medita, con calma y los menos prejuicios posibles, en sus elucubraciones sobre lo político, lo humano, lo económico...

Y es el goteo de esas noticias, que a veces saltan a primera plana y otras veces hay que escarbar para encontrar, el que espolea nuestras mentes en ese camino de continua reflexión. Una reflexión que nos enseña la necesaria humildad para reconocer que lo que uno daba por seguro al 100% ayer, hoy no apostamos siquiera por un 60%. Que lo que creíamos que era un avance, un camino para salir del atolladero éste en el que andamos metidos, no es más que otro callejón sin salida al que nos invitaron a entrar, pero que pinta muy muy mal.

Enviaba yo el otro día a Meneame una noticia sobre el despiece del sistema público griego. El gobierno de Alexis Tsipras privatizaba el puerto del Pireo y el sistema público de ferrocarriles. Esto último (los trenes) por 45 millones de euros. En 2013 su propio ministro de economía señalaba la valoración del anterior gobierno conservador en 300 millones de euros una cifra "provocativamente baja". Lo que cambia el panorama, amigos.

Hoy Syriza, en el gobierno griego, se ha convertido en el brazo ejecutor de la Troika. Todo aquello cuanto prometían, no tengo dudas de que con la mejor intención, se ha visto desvanecido, traicionado, mediante la batería de medidas, reformas y recortes que la Troika les ha impuesto bajo amenaza de echarles el cerrojo a los cajeros automáticos, las fronteras y los mercados. "O haces todo lo que yo te digo o dejo de financiarte", por lo que Tsipras se ha visto en la amarga tesitura entre escoger una muerte lenta o una muerte rápida para su país. Y ha optado por la lenta.

El caso de Grecia es el ejemplo más clarificador para entender cómo han montado el chiringuito estos de arriba, es decir, los poderosos. Y para no movernos en términos ambiguos, con "los poderosos" me refiero a los políticos, presidentes de bancos, de fondos financieros, consultoras de prestigio, etc. etc. En resumidas cuentas, los que tienen la pasta gorda y aquellos que les apoyan desde las administraciones.

Llegado este punto, confieso que resulta un poco lioso exponer de manera breve y simple las principales partes del tinglado este y de por qué no tiene arreglo, pero intentaré organizarme para explicarlo de la manera más fácil posible.

El ejemplo de Grecia me ha servido para darme cuenta de lo bien que lo tienen montado estos cabrones. La cosa funciona así.

Ellos controlan los medios de información con más alcance, bien de manera directa (siendo propietarios) o bien de manera indirecta, en el sentido de que pueden financiar o contratar publicidad a estos medios para ejercer su influencia en la línea editorial, y así convertir a esos medios de información, directamente, en medios en desinformación, lanzando la propaganda que más beneficie a sus intereses. Es decir, la televisión, la radio y los principales periódicos de tirada nacional están todos controlados y dirigidos a mantener a la población entretenida con sandeces y desinformada con mentiras y ocultaciones intencionadas para mantener las cosas como están y que no se rebelen ante la maquiavélica estrategia de estas élites de poder.

Debido al efecto apaciguador de masas que ejercen los grandes medios de difusión, la mayoría de la gente no sólo no protesta ante políticas que favorecen recortes del gasto social, privatizaciones, aumento de la deuda, recortes de derechos laborales, etc., sino que directamente los defiende, alcanzando su máximo exponente en concentrar los ataques ante otras alternativas políticas que puedan suponer una amenaza para las prácticas que llevan a cabo ese conglomerado de políticos y ricos que llamamos "los poderosos".

El efecto que se pretende alcanzar con dicha estrategia es el aumento de la brecha entre los pobres y los ricos, eliminando poco a poco la clase media, y haciendo que los ricos (esos que tienen 50 millones de dólares o más) sean cada vez más ricos y los pobres cada vez más pobres, y éstos a su vez, en su mayoría, sean inconscientes de lo que sucede, e incluso muchos de ellos se conviertan en acérrimos defensores del "Sistema". Viendo cómo avanza este proceso, no resulta difícil imaginar que el objetivo final es una sociedad de ciudadanos que sobreviven como pueden en condiciones de semiesclavitud controlada por una élite minoritaria y superrica. El neoliberalismo alcanzará su culmen cuando los individuos sean tan "libres" como para poder vender legalmente cualquiera de sus derechos.

Para asegurar que ningún país se salga del redil neoliberal, y con la excusa de que hay que financiar los servicios públicos, han llevado (y continúan en ello) el tema de la deuda pública hasta un nivel que se puede calificar, sin ningún tipo de paliativo, como de impagable en muchos países, España entre ellos. Así, mientras haya gobiernos que sean de la cuerda de los poderosos, la línea de crédito se mantiene y la deuda pública crece. La gente no echa cuenta de eso y sigue votando a los mismos. ¿Qué pasa cuando un país entero se da cuenta de esta estafa y quiere arreglar su situación? Que estos mismos poderes usan la deuda y el mantenimiento de la línea de crédito para obligar a cualquier gobierno a ejecutar sus planes de recorte del gasto público en aquellas partidas que a ellos les interesan: privatizaciones, bajada de salarios y pensiones, recortes en sanidad y educación, flexibilización de las condiciones de despido, aumento de la edad de jubilación, etc. Con estas medidas, estos poderosos no hacen otra cosa que engordar sus ya abultadas cuentas, ahondando en la ya profunda brecha entre ricos y pobres.

Que la deuda tenía que crecer para tener al pueblo esclavizado y controlado resultaba perfectamente compatible con el despilfarro de dinero público en temas como el rescate bancario, las obras civiles y los servicios públicos con sobrecostes y mordidas, el excesivo número de políticos con sueldos descontrolados, la corrupción generalizada, etc. El montaje de este tinglado, o mejor dicho, estafa, ha premiado la mala gestión del dinero público porque cuanto más se gastara más engordaba la deuda, y más fuertes serían las cadenas con las que bancos y fondos financieros tendrían apresados a los países, por si llegaba el tan temido momento por los poderosos en que un gobierno del pueblo y para el pueblo entrara en acción.

Es lo que vemos que ha pasado en Grecia, y lo que seguramente pasaría en el improbable caso de que España fuera gobernada por un partido como Podemos o cualquier otro que pueda surgir en el futuro.

De esta manera, y como ya ha pasado en Grecia, la ruina llamada deuda pública que se ha ido gestando durante décadas eclosiona en una tempestad de corralitos bancarios y amenazas resumidas en un "os cerramos el grifo y os morís de hambre" que baja del burro a cualquier idealista que haya puesto su ilusión en un modelo de cambio, a la vez que arenga a aquellos prosistema a proclamar a los cuatro vientos que la culpa de todo es del partido político que recién ha llegado al gobierno. El símil que creo que mejor se adapta es el de uno (gobierno neoliberal) que tiene un globo (deuda) y lo va inflando, hasta que se lo quita otro (gobierno para el pueblo). Entonces el que se queda sin globo lo pincha con un alfiler (bancos acreedores de deuda pública) mientras le dice a todos "¿veis? ¡este tiene la culpa de que el globo haya pinchado!". Lo más preocupante es que aunque no haya quien pueda arrebatarle el globo al primero y no haya alfiler, la capacidad de dilatación del globo es limitada, y llegará un momento en el que... ¡PLOP!

Bajo mi punto de vista, los ciudadanos que con su voto han apoyado a estos gobiernos que han ido esquilmando las arcas públicas y haciéndonos cada vez más dependientes de fondos e intereses privados son los verdaderos responsables de lo que sucede y lo que se nos viene encima. Lo injusto de este mundo es que la factura la están pagando tanto los justos como los pecadores.

Algunos tienen la firme convicción de que la unión de varios países con gobiernos de cambio permitirá a los pueblos echarles un pulso en igualdad de condiciones a los poderosos, invertir su estrategia, democratizar las instituciones, promover políticas que favorezcan una mayor redistribución de la riqueza y poner en marcha mecanismos pare revitalizar la economía productiva e implantar la justicia social. 

Yo apuesto por que ni aun así.

viernes, 1 de julio de 2016

Skype pone fin al soporte para TV

Esta mañana usuarios de Skype de todo el mundo han recibido un correo electrónico informando del cese de soporte para Skype en televisores, avisando al mismo tiempo de una limitación de las funciones en las aplicaciones actualmente instaladas, por lo que es presumible que en breve los usuarios de Skype en televisores empiecen a tener problemas de conexión o uso general. El correo por Skype dice así:

Noticias importantes
Hemos observado que ha usado Skype en su TV. Este es un correo de servicio importante sobre su aplicación Skype para TV.
Siempre nos hemos esforzado por ofrecer una excepcional experiencia de llamadas desde su TV, pero con el transcurso de los años, hemos observado que el modo en el que la gente accede a Skype en el salón ha cambiado y que ahora muchos usan sus dispositivos móviles o tabletas.
A fin de garantizar que ofrecemos la mejor experiencia en las plataformas que la mayoría de la gente está usando, vamos a dejar de ofrecer soporte para Skype para TV —es decir, la aplicación de TV dejará de recibir actualizaciones y se ejecutará con una funcionalidad limitada— antes de quitarla de los dispositivos en el futuro.
Estas son las funcionalidades que se ven afectadas actualmente:
No podrá iniciar sesión con una cuenta Microsoft.
Ya no podrá cambiar la contraseña en la televisión.
No podrá responder a llamadas grupales entrantes.
Sentimos las molestias que esto le pueda causar. Si quiere seguir disfrutando de todas las funciones de Skype, puede descargarse Skype gratis en su portátil, tableta o móvil.
Nos volveremos a poner en contacto con usted antes de que se quite la aplicación de su TV. Para consultar última información, consulte nuestra página de preguntas más frecuentes.

Tristes noticias para los usuarios de Skype que ya han empezado a manifestar su descontento a través de Twitter.


martes, 9 de febrero de 2016

Truco para mejorar tus fotos en Android e IOS con Snapseed

Hoy os traigo un sencillo truco para editar vuestras fotos en el móvil o tablet, válido tanto para Android como para IOS, puesto que la aplicación que vamos a utilizar está disponible en ambas plataformas. Me refiero a Snapseed, que podéis instalar gratuitamente tanto de la Play Store (Android) como de la App Store (IOS). El procedimiento resumido es aplicar el filtro HDR que trae Snapseed y bajarle un poco el brillo. 

Para los que estén un poco verdes en el uso de este tipo de aplicaciones, paso a paso es así:

- Abrimos Snapseed


- Pulsamos en el icono con forma de móvil "Abrir foto"


- Seleccionamos la foto que queramos editar. (Nota mental para novatísimos tecnológicos: primero hemos tenido que hacer la foto de manera normal). Por defecto aparecerán las imágenes más recientes, podéis navegar por las imagenes de la galería, debéis pulsar en las líneas horizontales paralelas de la esquina superior izquierda, para desplegar el menú, y seleccionar Galería. También podéis seleccionar Imágenes o Descargas o el lugar donde se encuentre la foto que queréis editar.



- Buscamos la foto que queremos editar y pulsamos sobre ella. Se abrirá la pantalla de edición.


- Pulsamos en el círculo con un lápiz dentro que hay en la esquina inferior derecha.


- Desplazamos la pantalla hacia arriba hasta encontrar, en el apartado Filtros, el icono etiquetado como "Paisaje HDR". Al pulsar sobre él, vemos que nuestra imagen ha cambiado. Veréis que las zonas que estaban más oscuras se han aclarado, dando uniformidad de luz a la foto en general. Es probable que apreciéis detalles que antes no se veían.


- La intensidad del filtro que se aplica automáticamente es del 50%, que puede que os parezca bien, pero podéis jugar con este valor deslizando el dedo a izquierda y derecha sobre la foto. El valor 0% es sin aplicar el filtro y el 100% la máxima intensidad.


- El toque "chulo" está en combinar el efecto HDR con el brillo de la foto. Si deslizamos el dedo sobre la foto arriba y abajo veremos que podemos seleccionar los valores "Brillo" y "Saturación". Seleccionamos "Brillo" y lo bajamos hasta conseguir el efecto deseado. Los valores de brillo se cambian al igual que el de HDR, deslizando el dedo sobre la foto a ambos lados. Yo suelo bajarlo un 30 o 40%, depende de la foto. La saturación, salvo casos aislados, no suelo tocarla.


- Una vez hemos terminado, pulsamos en el icono parecido a una V de la esquina inferior derecha para finalizar los cambios.

- Luego pulsamos en Guardar (arriba hacia la derecha) con lo que guardamos una copia editada de la foto original, es decir, la original la seguimos conservando y además tenemos la foto editada, que podemos encontrar en la galería, junto con el resto. En algunos móviles la encontraréis en una carpeta nueva que el programa crea llamada Snapseed.


¡Pues ya hemos editao!

Para que aprecéis mejor el antes y el después, os pongo el original y el editado:



¿Habéis visto lo bonita que queda? Con otra versión que hice (con distintos valores de HDR y brillo) quedó también tan espectacular que Disfruta Sevilla no se cortó un pelo en plagiarme (aquí también y no es la única), aunque aún no tengo muy claro si indignarme o sentirme orgulloso.

Y para que podáis apreciar mejor las diferencias, os dejo algunos ejemplos editados utilizando la misma técnica, con su antes y su después. Ya vosotros juzgáis.










Sí debo advertiros que este tipo de edición no va nada bien en escenas nocturnas o con poca luz ni tampoco en retratos de personas, por lo que he podido observar hasta el momento. Donde se suelen conseguir mejores resultados es en paisajes con cielo y nubes.

Ni que decir tiene que Snapseed es un potentísimo y fácil editor marca Google que nos sirve para un montón de cosas más. Lo que más suelo usar, aparte de este "truco", es el recorte y la alineación de la foto. Una vez las tengo listas, ya no necesito usar ninguno de los filtros de Eyeem o Instagram. No es que sea muy profesional ni, digamos, técnicamente correcto, pero es sencillo, rápido y a veces se consiguen resultados sorprendentes.

Descargar Snapseed