Translate

jueves, 30 de noviembre de 2006

Máscara quebrada


Organizo mis besos
a lo largo de tu silencio
hasta que un gemido
profana tu boca.
Y mi boca.
Comiendo con ansia cada espasmo,
sorbiendo cada caricia,
enjugando los rincones
de tu perpetua carne,
fina y blanca.
Y mis manos.
Averiguando tus secretos de placer,
elaborando el catálogo de tus escalofríos,
esquivando la antipatía de tu ropa.
Y mi amor,
que arranca tus gritos de gloria,
tus socorros, tus lamentos,
tu situación de ángel deportado.
Entonces mi jugo cabalga
por valles de pelo y calor
untando los minutos de tu piel
en un cariño medido sin regla.
El tiempo dice adios,
y nos deja solos,
secuestrados por el deseo.