Translate

martes, 4 de julio de 2017

Memoria llena en el teléfono

"Memoria llena en el teléfono" o "mi móvil se bloquea" o "espacio de almacenamiento insuficiente". Es probable que alguna de estas búsquedas te haya traído a este artículo, y quizás te estés planteando cambiar de móvil porque ya no te deja actualizar aplicaciones, no te caben más fotos o algún otro problema que tengas. Y te indigna que el dispositivo te esté soltando cada dos por tres que no tiene memoria suficiente cuando sabes perfectamente que tienes una tarjeta de memoria instalada y que apenas utilizas.

¿Cómo es posible que te hayas quedado sin memoria si tienes una tarjeta con un chorro de gigas prácticamente vacía? No importa el nivel tecnológico que tengas, te garantizo que vas a entender perfectamente cuál es el problema y cuáles son sus posibles soluciones.

La respuesta es bien sencilla. Tu móvil tiene dos tipos de memorias: la interna y la externa. Cuando lo compras, casi siempre sólo trae la memoria interna, que es el espacio de almacenamiento interno que tiene el móvil. La externa consiste en una tarjeta de memoria (no confundir con la SIM) llamada MicroSD, que se compra aparte y se inserta en una ranura especial que tiene el móvil. Es posible que no la hayas comprado y tu móvil sólo tenga memoria interna 

La memoria externa es mucho más barata que la memoria interna. De esa manera, por unos 22 € de diferencia (a la fecha de publicación de este artículo) podemos comprar una tarjeta de memoria de 64 GB (gigas) en vez de una tarjeta de 8 GB. Sin embargo, en el caso de la memoria interna del móvil, las diferencias de precios son abismales, haciendo que un móvil con 8 GB de memoria interna ronde los 100 €, mientras que uno de 64 GB pueda alcanzar perfectamente los 500 €.

PUES BIEN

Whatsapp almacena todas las fotos, vídeos y audios que recibimos o enviamos en la memoria interna del teléfono (la más cara) y es imposible almacenarlos en la memoria externa del móvil, salvo por un procedimiento muy complicado y al alcance de usuarios muy avanzados. Cuando el móvil se llena de vídeos, fotos y audios y empiezan los problemas de falta de memoria (lo que seguramente te haya pasado a ti) no te quedan más opciones que empezar a borrar archivos, no sin antes pasarlos al ordenador para conservar aquellos que te interesen, lo que supone un proceso largo y tedioso.

A los dueños de whatsapp no les habría costado nada permitir la opción de guardar todo el contenido que nos envían directamente en la tarjeta de memoria externa, permitiendo liberar a la memoria interna del teléfono un montón de espacio y haciendo que nuestros teléfonos funcionen sin problemas durante más tiempo. ¿Por qué no lo han hecho en todos estos años si es tan sencillo?

Ahora juntemos la anterior pregunta con la siguiente: ¿De qué vive whatsapp? He estado buscando información al respecto y desde luego no está nada claro. Algunos apuntan a que vive de inversiones de otras empresas que ganan dinero cuando whatsapp se vende (al aumentar su valor). Otros dicen que van a incluir ciertas opciones de pago para empresas. Lo primero no me lo creo y lo segundo está por ver. El caso es que ¿de qué viven? y ¿por qué no han habilitado la opción de guardar sus archivos en una tarjeta externa si es tan sencillo y además eso les permitiría a sus usuarios disfrutar del teléfono durante más tiempo?

MI TEORÍA

Si habéis sido unos chicos malos y habéis llegado hasta aquí leyendo (dudo más de lo segundo), probablemente hayáis llegado a la misma conclusión que yo: a whatsapp lo untan muy bien un consorcio de fabricantes de móviles para que no actualice la aplicación y no permita que se guarden archivos en la memoria externa.

De esta manera los móviles se bloquean o van peor en menos tiempo, y la solución que muchos clientes adoptarán será cambiar de móvil, ya que da igual que le instales una memoria externa. Pero no son estas empresas las únicas responsables, ya que ellos cuentan con nuestra mala costumbre de enviar todo tipo de chorradas vía Whatsapp a nuestros contactos, así que los propios usuarios son también cómplices en esta megaconspiración para hacer nuestros móviles obsoletos o inservibles en un plazo más corto de tiempo del que debería de ser si le diéramos un buen uso a whatsapp.

POSIBLES SOLUCIONES

Una de las posibles soluciones es el uso de las redes sociales para compartir contenido chorra. Ese vídeo, esa foto que nos ha hecho tanta gracia... podemos publicarla en Facebook, Instagram, Google Plus, Twitter o Tumblr. Y nuestros allegados podrán partirse el culo (o pensar "menuda chorrada") viéndola sin el menor menoscabo a la memoria de nuestro teléfono. Algunos opinarán que ellos no son de redes sociales, pero no caen en la cuenta de que pueden crearse un perfil con datos falsos y usarlo exclusivamente para subir este tipo de chorradas y compartirlas con sus amigos y familiares, con lo que los posibles riesgos de privacidad prácticamente desaparecen.

Otra de las posibles soluciones es cambiarse a Telegram. Telegram es el competidor de Whatsap y, directamente y sin medias tintas, es mejor. Y una de las características que lo hace mejor que Whatsapp (para mí la más importante) es que no almacena las fotos en nuestra memoria interna, sino en una memoria "en la nube". ¡No! No dejes de leer, que es muy fácil de entender. Las fotos y vídeos se quedan en Internet, no se descargan a nuestro teléfono a menos que tú manualmente lo hagas, seleccionando la foto o vídeo que sea y pulsando en "guardar en mi teléfono". De esta manera, no importa la cantidad de chorradas que nos manden por Telegram, la memoria interna de nuestro teléfono seguirá siendo prácticamente la misma y podremos ver las fotos y vídeos igual que lo hacemos en Whatsapp (salvo que estos no aparecerán en la galería, sino solo en el chat). El problema es que Telegram no lo tiene tanta gente como Whatsap, pero muchas veces solo basta con convencer a los miembros de ese grupo en el que estás y no dejan de enviar tonterías para cambiaros a Telegram (al menos el grupo) y poder seguir haciendo lo mismo sin cargarse nuestro móvil.

Luego te quedan las opciones de siempre: borrar archivos cada dos por tres o comprarte un teléfono nuevo. Como siempre es cada uno el que tiene que decidir qué opción le interesa más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario