Translate

jueves, 28 de junio de 2007

Ahí vamos otra vez

Hace unos meses era diciembre, el final del año pasado. Una nueva aventura, simbolizada por un reloj con 12 campanadas estaba a puntito de comenzar... Una nueva oportunidad... Para qué?

Algunos quieren dejar de fumar, otros apuntarse a un gimnasio, o a clases de inglés, o de cocina... Todo el mundo quiere hacer algo que, aunque puede, no hace. Algunas veces por pereza, otras por tristeza, o también por falta de autoestima o... mil razones más. Pero en el fondo, a todos nos pasa más o menos lo mismo: queremos y, con mayor o menor esfuerzo, podemos. Pero cuando lo intentamos, a menudo nos caemos, nos equivocamos, nos cansamos... y nos damos por vencidos.

A veces vemos el tren de una segunda oportunidad en el año que comienza, o en el curso... o en esa nueva relación. Y esperamos montarnos en la bici para no volver a caernos nunca más. Pero esta vida que nos ha tocado vivir, más que a una bici, se parece al caballo de un rodeo: caerte te vas a caer, eso fijo. Lo importante es caer bien y volverse a levantar para subirse una vez más al caballo, y aguantar lo que se pueda. Tabacos... deporte... estudio... parejas... familia... y tantas otras batallas que perdemos o ganamos cada día, para volvernos a levantar.

No renuncies a nada que tengas pendiente y realmente quieras porque tu determinación es la diferencia entre lo posible y lo imposible. Cáete y levántate, como sea... pero levántate. No te des por vencid@.

miércoles, 27 de junio de 2007

Pepe...

Muchas gracias por el piropo de ayer, hombre... lo de que cada día estoy más guapo. Eso ya no me lo dice ni mi madre. Si no supiera que eres un esteta, pensaría que eres maricón perdío. Ya que con lo de la democracia electrónica no he conesguido que me comentes nada por escrito, a ver si así te picas y entras al trapo.

Con cariño,
un abrazo (sin besar, eh?)

PD. Para los que no quieran mirar en la wikipedia, "esteta: dícese de aquella persona que adora tanto la belleza que la ve incluso donde no la hay".

martes, 26 de junio de 2007

Maldita lucidez


Tanta fantasía de corte inglés nos ha vuelto estúpidos o insensibles, porque no creo que, como va la economía, nos hayamos vuelto ricos (esto último no se aplica a algunos sujetos empadronados en Marbella). Y es que Saramago tiene el poder de zarandear consciencias, de abrir los ojos que voluntariamente cerramos al mundo.

La cuestión, Pepe, es que muchos de los que nos enfrascamos en la anestesia consumista y superficial, lo hacemos conscientemente porque la cosa no tiene arreglo. Las hipotecas están cada vez más altas. Hay más empleo, es cierto, pero con más sueldos mínimos que antes. Cada vez hay más pobres de clase media y cada vez menos ricos con más dinero. Por no hablar del estercolero en el que se ha convertido el planeta, que se hará inhabitable en poco menos de un siglo. Muchos viejos y cada vez más, lo que nos llevará irremisiblemente a la eutanasia, pasiva en primer lugar, para luego hacerla activa (como en "La fuga de Logan", algo se inventarán). Amenazas nucleares por parte de paises hasta los huevos de ir a la cola, enfermedades cada vez más raras, virus más resistentes, millones de personas que mueren de beber fango y comer moscas...

La cosa, verdaderamente, pinta muy chunga, ante lo cual le entran a uno ganas de taparse la cabeza con la manta de la indiferencia y la colcha del carpe diem y que salga el sol por Antequera.

Al final, los monos nos tomarán la delantera, y esto se convertirá en el planeta de los simios, y con toda la razón, porque seguro que serán más éticos que nosotros.

sábado, 23 de junio de 2007

sábado, 16 de junio de 2007

La canción del verano ya está aquí

Otro inciso más para una primicia que sin duda hará las delicias de más de un@. Se trata de la próxima "canción del verano". Han comentado en varios sitios que ya es oficial. En fin, que la disfrutéis.

viernes, 15 de junio de 2007

Los tomacafés


Por su interés de carácter general, y aunque las asiduas me despellejen vivo (y mientras ultimo el próximo post), copio y pego un artículo de Vladimir Solokov que he leído sobre una figura con la que me he sentido muy identificado durante mucho tiempo(aún hoy en día sigo siéndolo un poco). Recomiendo que no os perdáis la ristra de comentarios disponibles en su blog

"Toma-cafés: dícese del susodicho que está locamente enamorado hasta las trancas de una tía y esta solamente lo considera un buen amigo con el que tomar cafés y contarle sus penas. El susodicho no se dará cuenta de esta situación y seguirá aguantando por si en alguna ocasión hay un momento de debilidad por parte de ella. Pero nada mas lejos de la realidad. ESO nunca va a suceder.

¡¡PERO ESTO SE ACABÓ!!

Para no ser un "toma-cafés":

Las cosas hay que dejarlas claras desde el primer momento. Si quieres algo serio le dices:
" Oye, dime que es lo que tu quieres, porque yo quiero algo serio."

Si en cambio lo que quieres es montartela:
"Oye, yo lo que quiero es meterte todo el espárrago."

Es simple. Quedarás como un chico directo y honesto, y te ahorraras muchas tardes desperdiciadas en escuchar un monton de lamentos, que podias haber aprovechado en una competición con tus amigos de a ver quien se saca la pelotilla del ombligo mas grande.

Normas a seguir:

1.- Si no quieres ser su toma-cafés, empieza por evitar que te coja demasiada confianza: en el momento en que la tenga pasará automáticamente a verte como un amigo, y de sobra es sabido que ninguna tía quiere nada con amigos (hasta a mí me lo han reconocido varias en persona).

2.- No seas demasiado bueno con ella. Si haces cosas por ella que nunca en su vida haya hecho nadie, ya estarás destacado “en negrita” respecto al resto. No, no te equivoques. Eso no apunta hacia donde tú crees.

3.- Ser un tomacafés de pura raza implica estar al lado de la chica cuando tiene problemas (si no los tiene es altamente probable que pueda vivir sin ti...). Así pues, no es de extrañar que tras prestarle tu ayuda y sacarla de esos problemas, ella te suelte cosas como “eres un sol”, “eres la mejor persona que he conocido nunca”, “no sé cómo agradecer todo lo que haces por mí”, “no te merezco”, bla bla bla.

4.- Si se da el caso de llegar a escuchar frases así de su boca, ya puedes darte por jodido. Ya no tienes ninguna posibilidad de llegar a nada con ella. Sí, en un principio son frases que pueden hacerte pensar “¡¡sí!! ¡¡sí!! ¡¡si me dice eso es que me quiere!! ¡¡Bieeeeeeeeen!! ¡¡Quiere estar conmigo!!”, etc. etc. Pero no, compañero, no. Nada más lejos de la realidad. Detrás de todo eso no está lo que tú crees y quieres, sino que lo que realmente te está diciendo es “por mucho que me quieras y por mucho que estés a mi lado cuando te necesito, no te voy a tocar ni un pelo, no te voy a dar ni un beso, ni tampoco voy a rodear tu cuello con mis brazos jamás”, “no pensaré ni durante un segundo el tener algo contigo, sino que preferiré al chuloputas de turno de sábado noche, aunque yo para él sólo sea un pedazo de carne que no tiene ningún valor”, “aunque yo a ti te importe como persona, y a ese chuloputas no, como él está bueno y tú no, a ti te van a dar por el c...”. Y así podríamos seguir y seguir...

5.- Si además de soltarte esas frases que tú interpretarás mal (es inevitable, a no ser que seas ya “zorro viejo” y los palos te hayan abierto los ojos), te dice en algún momento que se ha liado con no-sé-quién, o que se ha acostado con no-sé-cuál, ahí tienes ya la confirmación de que ya no hay vuelta atrás. Ella te lo contará como si nada, pero mientras lo hace tú notarás como te hierve la sangre. Y lo peor es que no podrás hacer nada al respecto. Estarás perdido.


Mantén las distancias con ella, que no vea en ti el chico bueno de turno a quien le puede contar sus cosas. Si lo hace, ya puedes buscarte otra... Recuerda que ser un tomacafés de una chica implica llevarte la "parte mala" (problemas, lloros, etc.) mientras otro se lleva la "buena". Piénsalo.

Quedó claro ,¿no? Pues que ningún TOMACAFES me venga más llorando, ahí teneis la respuesta."


Por Vladimir Solokov

En el blog del autor tenéis la segunda parte "La rebelión de los tomacafés" en la que el autor expone los diversos métodos para dejar de ser un tomacafés una vez te has metido de lleno en el papel. Espero que lo disfrutéis tanto como yo.

.

jueves, 7 de junio de 2007

Democracia electrónica


Ya sé que algun@ estará esperando algún post sobre cuestiones íntimas, algo con más sustancia, más carnaza, más visceral... con historias por medio sobre la eterna guerra de los sexos... pero hoy quiero volver con un tema al que llevo dándole vueltas un tiempo y que siempre procuro exponer de la mejor manera que puedo cada vez que se inicia una discusión sobre política. ¿Que si parezco de derechas? ¿Que si soy de izquierdas? ¿Que si tal partido ha hecho tales y cuales cosas mejor o peor? Yo creo que la política debería de cambiar radicalmente y dejarnos de tantos moldes. No abogo por la anarquía, sino por una asamblea política y democrática de millones de partidos independientes y unipersonales: nosotros.

Mucho se ha hablado y aún más escrito sobre el tema de la democracia, como sistema político, como estilo de vida, como pilar básico de la convivencia en muchos paises actuales... Pero uno de los mayores problemas que representa este sistema (hasta ahora, el sistema menos malo de todos) es que no ha permitido ejercerse directamente y por todos, es decir, por el pueblo, capacitando a éste para tomar parte activa, ágil y verdaderamente eficaz en las decisiones políticas de más o menos relevancia.

La democracia representativa permite que los ciudadanos deleguemos en los políticos la facultad de gobernar, pero salvo esta delegación, pocas opciones más nos dejan para ejercer nuestra propia capacidad de autogobierno porque no olvidemos que en toda democracia, la soberanía reside en el pueblo.

Como consecuencia de este sistema, los ciudadanos nos quedamos prácticamente "a la intemperie" cada cuatro años (algunas pocas veces algo menos), sometidos a las decisiones de unos señores en los que hemos puesto nuestra confianza y a los que hemos encomendado la gestión de nuestros asuntos (como pueblo), y que lo harán peor o mejor. El problema es que cuando hacen cosas buenas, sencillamente hacen su trabajo, y cuando toman decisiones impopulares es cuando se llevan todos los palos. De ahí la mala fama de la clase política, y es que cuando la gente quiere despotricar de algo, o es de entrenadores y presidentes de clubes futbolísticos, o es de los políticos (o también de algún compañero de trabajo). Pienso yo que ya es hora de menos quejarse y más ser responsables, más arrimar el hombro. ¿Cómo? Pues poquito a poco.

La democracia electrónica (también conocida como e-Democracia) consiste básicamente en la utilización de los medios de telecomunicación actuales para facilitar la participación activa del pueblo en la toma de decisiones políticas. No sé si me ha quedado muy bien la definición, si ha sido exacta, completa... pero es la que me ha salido. Hoy en día existen las posibilidades a nivel tecnológico de desarrollar la actual infraestructura de comunicaciones (internet, telefonía, tdt...) para posibilitar la participación ciudadana en las decisiones políticas en cualquier ámbito territorial de una forma accesible, sencilla, rápida y segura.

Un ejemplo. ¿Por qué no pudimos decidir si íbamos a la guerra de Irak y sin embargo cada semana la gente decide qué famoso se larga del reality show de turno? Tecnológicamente no hay ningún obstáculo insalvable para que éste sistema de democracia directa sea factible.

¿Dónde está el problema pues? Fundamentalmente, hay que librar la batalla por el desarrollo en dos frentes. Uno, el de los propios políticos, que tienen la sartén por el mango y no quieren soltarla. En este sentido, el gobierno utiliza los medios de comunicación masivos, y en especial la televisión, para embrutecer al pueblo y manipular la opinión pública, desviando la atención social por otras cuestiones más frívolas (lease pantojismo). Así, la "caja tonta" se convierte en el "Embrutecedor de masas marca ACME", un verdadero atontador de personas, meros receptáculos pasivos de la información (o desinformación) que vomite la pantalla.

El sistema, tal y como los políticos lo dirigen, favorece que la gente se amodorre y se desencante en asuntos de tipo social, cultural o político, convenciéndoles de que se encuentran absolutamente impotentes, incapaces de cambiar nada y de que todo va a seguir siendo así pase lo que pase. Y no solo hablo ya de los mass-media sino del mismo sistema de educación, transformado en una máquina de producir personas con muy bajo nivel cultural, muy poco interés por la sociedad que le rodea y muy poca capacidad analítica. Y si no, que se lo pregunten, por ejemplo, al profesor de biofísica que suspendió a 145 de 146 alumnos. O a cualquier profesor.

Por otro lado, luchamos contra nuestra propia comodidad. La mayoría queremos que nos lo den todo hecho y vamos por la vida como los burros, la mirada puesta delante, encendemos la tele y oye... lo que nos echen! Vamos, que pan y circo.

De todos modos, yo soy optimista y creo que, poco a poco, la e-democracia se irá implantando, casi de forma imperceptible, comiéndole cada vez más terreno y poder a los lobbies y políticos. De hecho, ya lo está haciendo, en forma de ideas, iniciativas que tímidamente empiezan a dar sus primeros pasos en nuestra realidad social y política. Pero queda mucho, muchísimo por andar, y constituye una responsabilidad de todos el que podamos tener una democracia, como dice Julio Anguita, radical.

Y el día (no lo veré) que esté realmente implantada, ya no tendremos que quejarnos más de que si los políticos ésto, los políticos lo otro... Entonces empezaremos a decir "la gente esto, la gente lo otro...". El caso es criticar. Dios... qué mundo!

Y la foto no tiene nada que ver con el texto pero... ¿a que es bonita? :)