Translate

miércoles, 11 de mayo de 2011

Democracia Real Ya: Manifestación el 15 de mayo

De que la cosa anda mal, la gente, poco a poco, ya está tomando conciencia. Que lo sabemos, eso ya estaba claro desde hacía tiempo, pero lo de tomar conciencia, a mí, al menos, siempre me ha sonado a un tipo de conocimiento más profundo, arraigado y, en última instancia, activador.

Tomar conciencia de algo, en mi humilde opinión, no es sólamente saber que existe, sino hacer algo en consecuencia, lo que sea, porque el conocimiento de la situación nos produce un sentimiento tal que pone en marcha algo en nuestro interior: la semilla del cambio empieza a germinar.

Y eso es lo que los nuevos horizontes de comunicación y cooperación nos están ofreciendo día a día, a poco que se busque sobre el tema. Diversas plataformas ciudadanas, desde el ámbito nacional, hasta asambleas vecinales, se unen en pos de un objetivo: cambiar las cosas, mejorarlas. Parece que el sistema político actual o, cuando menos, el rumbo por el que va el país, no contenta a casi nadie. Y es ese el sentimiento que llama a muchos a salir a la calle, a expresar sus ideas, su descontento, a denunciar públicamente los atropellos a los que nos somete el Gobierno, en este país en el que tantas situaciones dantescas se producen en el día a día.

Cada 4 años, y según el sistema político actual, los ciudadanos tenemos el derecho (y la responsabilidad) de votar a los que nos representen y decidan sobre los asuntos que nos atañen. ¿Y si lo hacen mal? ¿Y si no cumplen con lo prometido? La tendencia actual es la de votar a la oposición, más por castigo que por convicciones políticas. ¿Y cuando ésta también lo hace mal o no cumple? Suele llegar la desidia, la apatía, el desinterés y, en última instancia, el sentimiento de impotencia. El ciudadano, indignado, se ve sólo, pero este sentimiento es en realidad una ilusión infundada por los grandes poderes, tanto políticos como financieros, ya que la mejor forma de seguir aprovechándose de la masa aborregada es que cada uno de los borregos se sienta sólo.

Pero fijaos bien en la palabra masa. Tomaos un momento para reflexionar en la cantidad de gente que hay víctimas del sistema: parados camino de los 5 millones con pocas expectativas de cambio en su situación laboral, jóvenes sin futuro traicionados por un sistema educativo orientado a formar ovejas consumistas más que escépticos librepensadores, trabajadores que ven peligrar tanto su puesto de trabajo a corto plazo como su jubilación, trabajadores autónomos y pequeños empresarios que tienen que echar el cerrojo agobiados por la constante globalización y aglutinación del mercado en grandes corporaciones, familias que no pueden afrontar el pago de sus hogares, condenadas por la sobrevaloración del mercado inmobiliario y agobiadas por las abusivas condiciones hipotecarias ... y en general, todo el que está descontento con este caos reinante al que quieren que nos vayamos acostumbrando.

¿Cuántos somos? Un montón, una masa. Y sólo depende de que empecemos a cambiar de vernos aislados e impotentes a vernos como un todo. Y poco a poco, la masa se convierte en imparable, en un "increíble hulk" social, capaz de pulverizar intereses financieros de las grandes corporaciones bancarias y borrar del mapa (en el buen sentido) a políticos agradecidos con ansias de poder y de enriquecimiento. Esa masa, tiene que salir a la calle, manifestarse gritando, expresando sus opiniones en foros, charlas, blogs, carteles por las calles... en todas partes. Denunciar alto y claro que la cosa no va nada bien y que quiere empezar a tomar decisiones en una democracia real y directa, y que ya va siendo hora!

¡coño!

Ay... qué a gusto me quedao...

Pues bien. De entre los fenómenos que empiezan a extenderse socialmente para que los ciudadanos se unan contra esa impotencia política y este simulacro de democracia en el que vivimos y reclamen, está la plataforma ciudadana Democracia Real Ya, que ha convocado una manifestación a nivel nacional para el próximo Domingo, 15 de mayo de 2011, a las 18:00 h., y a las que os invito a todos a que participéis, aunque sea un rato, en la marcha convocada en vuestra ciudad. Por ejemplo, en Sevilla, la marcha dará comienzo en la Plaza de España y llegará hasta la Plaza Nueva. Podéis consultar las ciudades donde se ha convocado la manifestación en la página de Democracia Real Ya, junto con los detalles del itinerario e información útil de última hora.

Más información en: