Translate

martes, 29 de julio de 2014

Puntas de lanza rotatorias

No. No se me ocurría un mejor título para este nuevo intento de resumir una idea que acabará naufragando entre tropecientas líneas de divagaciones y excursiones a la montañosa orografía de la famosa localidad jiennense. Al grano (mientras pueda).

LA SITUACIÓN DE PARTIDA

En estos tiempos de surgimiento de nuevos movimientos sociales y políticos... No, así no, que acojona... A ver... Que no suene a arenga política o sermón social... ¡Pablo Iglesias! (ya está, ya estáis enganchados), o el coletas, como muchos lo llaman. ¿Cuánto tiempo va a durar este hombre en el punto de mira de toda la sociedad? Ya sea el de aquellos que lo atacan, o el de aquellos que lo siguen como modelo político e ideólogo.

Funda un partido llamado PODEMOS, con muchos seguidores que ha sido toda una revelación (esperemos que también sea una "relevación") en las últimas elecciones europeas. Cinco de sus "dirigentes" se han convertido en europarlamentarios y ahora están sometidos a una presión enorme, una presión mediática, de lobbies, social, política... de toda índole.


EL DESGASTE

No me cabe duda de que muchos movimientos de renovación, partidos políticos con ideas frescas, democráticas y revolucionarias, comienzan con un espíritu puro, con mucha fuerza, muchas ganas de cambiar las cosas, y normalmente las cabezas visibles de esos movimientos, que son seres humanos, acaban quemándose en poco tiempo por el desgaste psíquico e incluso físico que supone ser punta de lanza de movimientos revolucionarios, cuando no, directamente, se corrompen, transformados por el Sistema que paradójicamente querían transformar. Ese protagonismo, ese liderazgo, pasa una factura muy alta a esos mascarones de proa que abren brecha en el status quo y se plantan frente a los numerosos ataques que surgen de todas partes (incluso desde sus propias filas), con lo que esa idea original, ese movimiento, suele naufragar cuando el pabloiglesias o la adacolau de turno se da cuenta de que ya no puede más. Y hala, otra esperanza de cambio al cubo de basura, y como decía Javier Nart, el monstruo que es el Sistema lo digiere (y caga) todo.


REPERCUSIÓN MEDIÁTICA ¿A QUÉ PRECIO?

Hace pocas horas Pablo Iglesias abríó una rueda de prensa en Reddit abierta a todos los que quisieran participar. Ya van más de mil preguntas (y las que quedan hasta las 17:00 h.) de toda clase pero, tal y como dice, sólo contestará a las más votadas. Entre las pocas que he podido leer al azar, me encuentro con la preocupación de algunos simpatizantes por el protagonismo que alcanza este señor dentro del partido. El riesgo de esto no es sólo la presión de todo tipo a la que aludía en el párrafo anterior, sino que toda persona comete errores, y basta sacar a relucirlos para echar abajo todo un movimiento social que implica a cientos de miles de personas, quizá millones en las próximas elecciones municipales.


UN SÉPTIMO DE CABALLERÍA EN CONSTANTE RELEVO

Pero también veo gente con muchas ganas, con mucha fuerza para seguir empujando y aguantando esa presión. Y repartir la carga para que unos cuantos aguanten durante poco tiempo y tiren del carro me parece una buena estrategia. Elimina el protagonismo de una figura y hace de un movimiento político y social un esfuerzo verdaderamente democrático y colaborativo, un producto de todos los que quieran participar, de los que quieran tirar del carro y aguantar lo que les venga encima. Y sobre todo, otorga independencia a ese movimiento, ya que es la comunidad la que lo mueve, rotando su vanguardia, para que el empuje global no decaiga, ni por unos días, y los enemigos, aquellos que critican cualquier cambio aunque pueda ser mejor, no sepa a dónde apuntar sus dardos envenenados con miedo, prejuicios y mucha ignorancia.


En este país hay mucha gente así. Sólo hay que plantear la estrategia para aguantar el asedio de las críticas al cambio que esta sociedad, con la que comparto sitio en el bus, planta a todo el que se ponga a querer cambiar las cosas, a querer mejorarlas... tenga coletas, barbas o patillas de hacha.