Translate

lunes, 30 de julio de 2007

Sobre derechos de expresión y otros

Escrito por Macarena Rodríguez y leido en la edición digital de El País ayer (que enlazo en el título), me ha parecido un interesante y esclarecedor artículo sobre cómo uno debe expresarse en el blog así como gestionar los comentarios que se publiquen en él. Derecho de expresión (incluida la expresión que critica o reprueba), sí, pero sin perjuicio para la protección del derecho al honor, a la intimidad y a la imagen.

Muchos internautas desconocen sus derechos y deberes en la red y esto comienza a provocar conflictos, especialmente entre el derecho a la información y a libertad de expresión y el derecho al honor, a la intimidad y a la imagen.

Por ejemplo, Julio Alonso ha sido denunciado por la SGAE por titular un artículo de su blog SGAE=Ladrones. Además, en la denuncia se hace hincapié en que promociona un google bombing contra ella y en que no se han moderado los comentarios de los internautas que entraban en el blog. Otro ejemplo es el de Abraham Fernández que tiene que retirar, por requerimiento judicial, los post que dañen la imagen y el honor de una entidad que no ha querido desvelar. Por lo visto, el problema está en los comentarios que permitió y que no ha moderado. Para sacarnos de dudas, hemos preguntado a Rafael Bustos, profesor titular de Derecho Constitucional de la Universidad de Salamanca y nos ha confirmado que Julio Alonso lo tiene muy crudo ya que "no puede demostrar que la SGAE sean unos ladrones" y que los blogs tienen un alcance universal. Cualquiera puede leerlos por tanto, es como si aquellos que tienen un blog fueran periodistas. La diferencia es el grado de verificación de la noticia. A los blogueros, al no ser profesionales de la información no se les exige el mismo nivel de comprobación de la veracidad de la noticia pero este no desaparece. Por otro lado, los blogs tienen el agravante de la "publicidad".

Cuando escribimos en un blog o un espacio personal abierto al público en general, ¿somos conscientes de nuestros derechos y de los derechos de terceros? No lo creo. Muchos mensajes en blogs han aparecido citando las mismas palabras que Julio Alonso sin ser conscientes del riesgo a ser denunciados y perder la apuesta. Los blogueros tienen derecho a informar y a expresarse libremente pero sin dañar el honor, la intimidad ni la imagen de nadie. Antes de crear un blog, se tienen que conocer sus derechos pero también sus límites y responsabilidades.